La falta de conciencia » el fracaso Político»

La falta de conciencia » el fracaso Político»

Estamos viviendo un “ Dejavu”. Esta frase podría ser fácilmente la que muchos estamos repitiéndonos en las últimas horas, tanto interiormente, como expresándolo airadamente. Nuestra vida vuelve a una situación que habíamos vivido hace unos 6 meses más o menos.

La cuestión principal, es averiguar porque hemos vuelto a llegar hasta aquí. Es una situación difícil, muy difícil, eso no nadie lo niega y no seré yo el que lo haga.

Pero ante este contexto, sí que hay un aspecto, que se suele repetir en la mayoría de veces que hay catástrofes, tanto de términos económicos, sociales, epidemiológicos, culturales etc. La falta de conciencia en la sociedad sobre algunos aspectos en concreto de la misma.

La consciencia de clase como ejemplo

Me explico, una de los elementos fundamentales para entender las desigualdades en la sociedad actual, es claramente la falta de conciencia de clase de la población. Es decir, si preguntamos a la población, en qué tipo de clase social se identifica.

Mas del 90% de las personas responderán, que se consideran de clase media o que no lo saben. Cuando claramente no hay un porcentaje tan alto de clase media sino que muchos de estos son de clase baja o proletariado. Este es un elemento de la sociedad muy importante para llegar a entender este tipo de desigualdades.

Porque si alguien no es consciente de su propia desigualdad respecto a otros, en términos económicos, culturales, sociales, capitales etc.

Es imposible que estas personas entiendan y quieran avanzar y mejorar sus situaciones o si lo harán, pero por el camino erróneo.

Porque al no tener conciencia de la desigualdad que hay entre clases sociales, no sabrá cuales son los motivos principales de esas diferencias y a su vez estará poniendo el foco del problema en elementos que no lo son.

Como por ejemplo como cuando las pronas de clase obrera, culpan a las personas que luchan en puesto de trabajo como ellos, que pueden ser los inmigrantes, porque son sus competidores y no dan la culpa de sus niveles socio económico, a los empresarios por ejemplo, que se aprovechan de sus situaciones socio económicas y lo único que hacen es esclavizarlos.

Los votos son lo primero

¿Y a qué viene todo esto respecto la situación de alerta máxima de covid otra vez?.

Muy sencillo, estamos viendo, como por parte del gobierno central, ha puesto unos límites en varios indicadores, para que cuando una zona los supere, se empiecen a tomar medidas restrictivas en la población para frenar, el avance del covid otra vez.

Hemos visto como el gobierno de la comunidad de Madrid y el de Catalunya. Se han posicionado en los dos extremos de esta propuesta del gobierno.  

Por parte de la comunidad de Madrid, negando cualquier propuesta de restricción y afirmando que todo está bien y por otro lado la Generalitat, poniendo muchas más restricciones de que a estas alturas el gobierno central le pediría por la situación, que se encuentra Catalunya.

Choque de trenes

Pero los 2 gobiernos, tienen un común denominador, es verdad que la Generalitat está extremando la precaución para que no lleguemos a una situación fatal.

Pero ellos mismos y después totas las comunidades y el gobierno central, siguieron con imponer unas medidas que la propia Generalitat y después el resto del país, las llamaba de salvadoras hace 2 meses aproximadamente.

Como el hecho de llevar siempre mascarillas obligatorias por la calle, aunque hubiera distancia de seguridad suficiente o sino sanción, el cierre de todo el ocio nocturno, aunque tuvieran medidas muy buenas frente al Covid o sino sanción o el hecho de cómo hace un mes más o menos prohibieran los encuentros de más de 6 personas o sino sanción.

Todos esto lo atribuyó a las medidas salvadoras del apocalipsis del coronavirus por segunda vez y las básicas para una nueva normalidad.

Pues bien, después de implementar estas medidas, estamos fatal y quieren seguir implantando otras que también dicen que serán las mejores, destruyendo aún más sectores económicos y familias.

Pero ellos las vaticinan, otra vez como las medidas “mesiánicas” las que hay que seguir  si o si y sino estaremos en  unas semanas confinados otra vez.

¿Pero entonces las anteriores que he nombrado que eran? ¿ Dónde están los resultados que tanto les hacia sacar el pecho?

El modelo de la sanción

La dificultad está ahí, eso es innegable, pero no se dan cuenta, que ese es su fracaso, su error principal, el de no concienciar a la población.

Esta palabra parece, que no está en el diccionario de estos políticos, que no son capaces de mejorar las situaciones sociales de las personas ni reducir desigualdades, menos aún de evitar la propagación otra vez del coronavirus en Catalunya en particular y del resto de España y parte de Europa.

¿Qué es más fácil sancionar o concienciar? ¿Está clara la respuesta no? ¿Pero qué sería más eficaz? Yo creo que también es obvio, pero a su vez diferente.

Lo que estamos viendo, que la Generalitat, por ejemplo, luego seguida del gobierno central como seguramente pasará en unas semanas y ya pasó anteriormente, no hace más que imponer y sancionar a la población con medidas, que luego no son efectivas y que encima algunas de ellas, no tienen ningún sustento científico.

Es un error gravísimo, por ejemplo, ahora mismo es obligaría como he comentado de la mascarilla en todo momento, aunque vayas solo sino multa, si te ven claro o la clausura de bares y restaurantes. La cuestión es que estas medidas son únicamente sancionadoras ya que aquí si se tiene le control de la población.

Necesidad de concienciar a la sociedad

El problema es que, por ejemplo, si una persona lleva la mascarilla en una calle yendo solo donde no hace falta quizás, cuando vaya   a ver a sus amigos o a sus familiares, pensará qui ya no me hace falta la mascarilla porque aquí ya no me pueden multar y ahí está el error principal.

Este posible pensamiento de alguien no lo justifico, pero es probable que suceda.

El hecho de sancionar o imponer medias cuando no son necesarias puede provocar que la población al final no lo respecte o no esté tan concienciada de cuando de verdad hace falta.

Y esto es consecuencia de la faltad de concienciación y el abuso de imposiciones y sanciones a la sociedad con medias restrictivas, que saben que no son pertinentes. Estas medidas pueden provocar que después la gente este harta y no las aplique cuando de verdad lo tendría que hacer.

Pero eso no quita que la mayoría de la población lo este haciendo bien, porque aunque hayan muchas restricciones, la población lo acepta sin rechistar y el 99% cumple por lo menos en la calle, poruqe la sensacion es que cuando vas por la calle todos la llevan.

Lo que cuando estas en sitios cerrados y ves a gente hablando o con conocidos de repente la mayoría se la quitan o se veo yo en muchas ocasiones. Pero el problema es cuando el estado no nos puede ver en casas o en lugares en concreto.

Por tanto tenemos que fijarnos que quizás la culpa es más del tipo de medias que no de que la gente no las cumpla, esas medidas.

La culpa es de los políticos

Pero hay que concienciar, de cuando es más importante y fundamental llevar la mascarilla puesta y que la gente se olvide de la policía y de las sanciones  y que se centren por ejemplo  de  mantener la distancia de seguridad, con personas de riesgo siempre incluso en hogares o personas con la que no suelen verse o cuando van a tomarse el café .

Y otro elemento importante a destacar, es que esta falta de intención de las autoridades hacia la población, va a provocar que otra vez en casi todos los países de Europa donde las sanciones son la herramienta única volvamos a un confinamiento casi seguro en unas semanas y aquí es donde se demuestra el fracaso político a base de sanciones y no de conciencia.

Porque hace seis meses era muy difícil, no había medios ni previsión ni nada, pero ahora estábamos muy avisado y sabríamos que esto iba a llegar, no hay escusa  y la solución no puede ser la misma de ninguna de las maneras.

El confinamiento debería ser algo del pasado, de cuando no sabíamos lo que iba a venir encima y una medida muy extrema, no puede ser la medida de que a la mínima se tome.

Pero cuando se llegan a niveles muy malos es obvio que hay que poner restricciones, pero la clave es que hacer para no llegar a estas restricciones grandes y es este el cambio de mentalidad que no ha habido en estos países.

Esto demuestra que haber llegado hasta aquí otra vez en los países sobre todo del sud de Europa después de haber vuelto a poner sanciones y prohibiciones de restricción social por todos los ámbitos posibles, es un fracaso total del modelo sancionador y poco educador y concienciador de la población.

Diferente a como sí que han hecho en paises del norte de Europa tanto hace seis mese como ahora otra vez y paises que hace más frio siempre. que en los países del centro y el sud y la clave parece que estos gobernantes no la quieren ver.

Allí no se están tomado estos tipos y mediadas tan restrictivas o no solo se han tomado medidas restrictivas leves cada dos por tres sino, que se ha ido colegio por colegio empresa por empresa haciendo ver lo que de verdad hace daño a la gente, mostrando y enseñado donde está el problema real

La población cumple

Y con este esfuerzo la gente ha cumplido en general y sin las miles de sanciones ni restricciones que se han producido en nuestro país y que nos ha llevado otra vez al colapso total que en varias semanas viviremos.

Parece que no se quieran dar cuenta que este modelo no es el correcto y que así nos puede seguir a cada varios meses, pero siguen poniendo medias y culpando a la ciudadanía de la mala evolución de la pandemia o de que no cumplen las restricciones.

Cuando por ejemplo los transportes públicos van llenos de gente, pero en cambio si quieren que lleves la mascarilla en una calle solitaria.

En conclusión, la situación que tenemos que volver a vivir es el fracaso de la política la política de la no conciencia en muchos ámbitos de la sociedad y la que toman a la población como niños  y sin hacerles entender los motivos reales de la situación que vivimos y no como adultos, estos modelos suelen ser más fáciles de llevar a cabo, pero vemos que en muchos casos y sobre todo en ocasiones tan complejas, no son los adecuados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *